Un gran lugar para trabajar: el lugar en el que puedes trabajar

Cada vez se oye más sobre la importancia de hacer de la empresa un gran lugar de trabajo, cosa muy buena. Trabajar a gusto es una condición importante para hacer un mejor trabajo, desarrollarse como persona y ayudar a los demás a mejorar.

Pero también se escuchan dos quejas frecuentes:

  • Se pierde tiempo en reuniones, porque están mal planteadas, o son innecesarias. Todas las best practices sobre reuniones parecen olvidarse apenas empiezan1.
  • Estamos bombardeados por interrupciones. No es fácil lograr tiempo para temas que exigen análisis, creatividad, o problemas no-operativos (como son, por ejemplo, los que involucran decisiones sobre personas). Resulta difícil dedicar más de media hora a un asunto sin interrupciones.

A veces se pierde de vista que un gran lugar para trabajar es, en primer lugar, un lugar en el que no sólo estamos haciendo cosas sino un lugar en el que puedo trabajar, en el sentido de aportar valor. Contratamos personas por su talento o potencial, para que aporten valor. Por nuestro modo de dirigir, ¿las tenemos después haciendo cosas, en vez de permitirles hacer su trabajo, el que mejor hacen?

En el video de abajo, muy bueno (y subtitulado en castellano), Jason Fried, fundador de 37signals.com y autor de Getting Real y Rework, recoge éstas y otras ideas sobre productividad personal y trabajo.

[ted id=1014 lang=es]

Otros artículos relacionados:


  1. Algunos opinan, con buena dosis de sarcasmo, que las reuniones bien planteadas y necesarias son –obvio– las que uno convoca; y las mal planteadas o innecesarias, las que convocan los otros. 
aportar-valor estilo-de-direccion great-place-to-work interrupciones productividad

Join my free newsletter and receive updates directly to your inbox.