La no tan pequeña diferencia entre productos despachados y productos vendidos